El Gobierno de Hulk y Robert Bruce Banner

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoNadia Calviño se ha incorporado a la impedimenta de Pedro Sánchez en calidad de piedra en el zapato. Éramos pocos y parió la abuela de nuevo. Como ya ocurriera al comienzo de la atípica Legislatura actualmente en vigor con el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades Pedro Duque, a su homóloga en Economía y Empresa la han pillado enredada en una sociedad instrumental constituida de común acuerdo con su marido con la que adquirieron una suntuaria vivienda en el barrio madrileño de Mirasierras con la complicidad de dos testaferros. ¿El motivo? El de siempre: atenuar la carga impositiva, cosa que, aún siendo legal, queda mal tirando a peor si resulta que la propietaria en cuestión se inscribe en un Gobierno con el marchamo de izquierdas cuyo ADN le obliga a reclamar a los poderosos que dejen de arrimar el ascua a su sardina y arrimen de una pajolera vez el hombro a la piscifactoría fiscal nacional.

El asunto, que por reincidencia y por antiestética tiene bemoles, se eleva a la categoría de recochineo cuando echamos mano de la hemeroteca y comprobamos que el presidente aseguró, cuando todavía no había sido bendecido por la moción de censura contra Rajoy que le aupó a la Moncloa, que cualquier miembro de la dirección del PSOE que fuera sorprendido con las manos en la masa de la ingeniería elusiva sería defenestrado automáticamente. Podrá alegar Sánchez que su compañera de Consejo no está en la Ejecutiva Federal del partido para no ponerla de patitas en la calle como él mismo prescribió, pero difícilmente podrá defender con un mínimo de coherencia que se le permita seguir en un Ejecutivo a cuya mesa se sienta todos los viernes y, en ocasiones, también entre semana.

También podría aducir que el malabarismo contable no computa a efectos de aplicación de la expulsión porque cuando fue creada la mercantil en cuestión la ministra no había prometido su cargo y por lo tanto quedaba exenta de responsabilidad moral. Profundizando en el disparate, su compañera de Justicia, Dolores Delgado, estaría totalmente habilitada para seguir llevando la cartera porque cuando le rió las gracias al excomisario Villarejo durante un resopón en el que el policía pocero se jactaba de haber montado una red de prostitutas para espiar a políticos estaba al margen de la política al ser solo una fiscal. Al fin y al cabo, la vicepresidenta Carmen Calvo utilizó un argumento similar hace un par de semanas en una comparecencia tras el Consejo de Ministros en la que fue preguntada por el cambio de criterio de su jefe de filas respecto a la presunta rebelión perpetrada por los líderes del procés. Para salir del pantano y buscar una explicación plausible al hecho de que Sánchez no viera tan grave delito ahora que es presidente mientras sí lo atisbaba con nitidez cuando solo era secretario general socialista, la también titular de Igualdad apeló a la doble personalidad.

Como Supermán y Clark Kent, Jekyll y Hyde o Hulk y Robert Bruce Banner, Sánchez se disocia en función del momento, de la necesidad o de la oportunidad. Se divide, se parte en dos o incluso se biloca si es menester. Trastorno bipolar. Puede decir una cosa y la contraria en función del traje que se ponga o del auditorio al que se dirija. Lo vimos cuando nada más recibir la criptonita de manos de la mayoría parlamentaria rompió su compromiso de convocar elecciones ipso facto y lo hemos seguido observando durante la breve trayectoria de un Gobierno al que, aun reconociéndole buenas intenciones y mejor actitud para poner orden en el desbarajuste heredado en medio de una tremenda debilidad que le convierte en rehén, hay que reprocharle –pero no solo– que se mueva a base de bandazos y contradicciones y que exhiba una bisoñez generadora de inquietud y desconfianza entre el respetable solo atenuada por el maximalismo y los mensajes apocalípticos de una derecha cerril con demasiadas prisas por volver, o llegar, a la bancada azul.  

Comparte este contenido:

Comentarios   

0 #1 GradyBig 10-12-2018 06:57
Hello. I have checked your lacronicavirtua l.com and i see you've got some duplicate content so
probably it is the reason that you don't rank high in google.
But you can fix this issue fast. There is a tool
that generates content like human, just search in google: miftolo's tools
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar