Controles de sustancias dopantes para los políticos ya

JESÚS ALONSO  

Con todos los respetos y sin ánimo de injuriar a sus señorías, que son las nuestras por contrato electoral, pregunto: ¿no debería la DGT establecer controles de alcoholemia y drogas en la entrada del Congreso y el Senado, en el acceso a las sedes de los partidos y en cualquier otro lugar, foro, plató, etcétera, susceptible de servir de altavoz a sus pláticas? Lo sugiero así a vuelapluma, sin ninguna mala intención y, faltaría más, con el reconocimiento expreso al derecho que les asiste, como a todo hijo de vecino, a expresar sin cortapisas sus opiniones, reivindicar sus ideas y desvelar sus inquietudes. Pero al igual que hay controles de carretera para velar por la integridad física de los conductores y castigar a los que incumplen la normativa y ponen en riesgo su propia vida y las vidas ajenas debería haberlos para los políticos que manejan el volante institucional de forma temeraria y se convierten en un peligro que atenta contra el sentido común y la sensatez con consecuencias catastróficas para la salud mental de otros usuarios de la vía pública, peatones en su mayoría, que no entienden por qué se saltan tantos semáforos en rojo sin que haya consecuencias punibles.

Acertado nombramiento de Cayetana Álvarez de Toledo

JOSÉ-TOMÁS CRUZ  

Para una gran mayoría de españoles, Cayetana Álvarez de Toledo (Madrid, 15 de octubre de 1974) actual portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, podría pasar inadvertida, cuando en realidad ya ejerció como diputada del PP por Madrid durante las legislaturas IX y X y desde el 2019 lo hace por Barcelona.

De Quintos y la chispa de la vida

JESÚS ALONSO  

No es tanto lo que dice, que sí, como quién lo dice y en el contexto en que lo hace. Al fin y al cabo estamos tan acostumbrados a escuchar declaraciones estrambóticas, provocadoras, ofensivas o sencillamente falsas por parte de los políticos que ya son pocas las que nos sorprenden. Por eso cuando el fichaje estrella de Rivera para las últimas elecciones generales y actual diputado nacional, a la par que dirigente de Ciudadanos, Marcos de Quinto, califica de ‘bien comidos pasajeros’ a los náufragos del Open Arms que siguen varados en este espacio de libertad y defensa de los valores humanos que representa esta Unión Europea que cada día se parece más a un frenopático sin director psiquiatra, es como si estuviéramos oyendo a Iván Espinosa de los Monteros, Rocío Monasterio, Santiago Abascal, Mateo Salvini, Donald Trump o al mismísimo Pablo Casado, que con barba o sin ella continúa con la salmodia del efecto llamada.

Desayuno con Plácido Domingo y su familia

ANA L.BASCHWITZ 

Hace unos años, en pleno mes de agosto, me encontraba desayunando con una amiga en una terraza de Madrid y cual no fue mi sorpresa al ver que aparecía Placido Domingo junto a su familia -su mujer, su hijo y sus nietos-.

Isabel y la extraña familia

JESÚS ALONSO  

Hizo tantos guiños a la ultraderecha y a sus antecesores en el cargo que al final de su investidura parecía que tenía un tic en un ojo. Algo similar a ese movimiento involuntario y repetitivo que con tanta maestría imitaba Millán Salcedo en el celebérrimo sketch de las empanadillas que llevó a la tele junto a Josema Yuste bajo la marca Martes y Trece pudieron sentir los asombrados televidentes y radioescuchas cuando apenas unas horas después de que en el calor del, digamos, debate, Isabel Díaz Ayuso calificó a Íñigo Errejón como ‘el mayor traidor de la política española’ se supo que el que fuera presidente interino de la Comunidad de Madrid con el PP, Ángel Garrido, iba a ocupar la cartera de Transportes en el nuevo Gobierno.

¿Agua para todos o guerra del agua para todos?

MIGUEL LÓPEZ

Miguel López ArenasDesde el lunes, tengo la desagradable sensación de volver a tiempos pasados en el asunto del agua. Todavía tengo en la memoria la imagen de los balcones de ayuntamientos del PP con el faldón de “Agua para todos” y una intensa crispación política en mesas y barras de bares, una imagen que me recordaba la triste sensación de enfrentamiento estéril y partidista que el PP logró despertar en la gente de la provincia y especialmente en la Vega Baja.

Alfombra roja para la derecha

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoComo quiera que el PSOE y su intransigencia son los culpables de que cuatro meses después de las elecciones no haya Gobierno, según los dirigentes de la formación morada pero tirando a negro luto, y que la responsabilidad del cataclismo se aposenta en la ambiciosa bisoñez y cortedad de miras de los de Pablo Iglesias, si nos atenemos al caleidoscopio con el que analizan la situación los de Pedro Sánchez, habremos de convenir en que, ni pa'ti ni pa'mi, los únicos insensatos en este juego de tronos que se escenifica en un teatrillo de marionetas son los ciudadanos que depositaron su fe en unos o en otros confiando en la suma resultante.

Es un pato

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoComo casi todo, está en la Wikipedia. El Test del pato, según la enciclopedia digital, es una «expresión humorística que se refiere a una forma de razonamiento inductivo» y cita como la más conocida la que atribuye al poeta estadounidense James Whitcomb Riley: «cuando veo un pájaro que anda como un pato, nada como un pato y grazna como un pato, lo llamo pato».

Declaramos el estado de emergencia

PLATAFORMA FEMINISTA

Plataforma Feminista¡Nos están asesinando! El verano del 2019 será recordado en nuestro país como el verano negro. Los telediarios se llenan de asesinatos machistas, sus titulares dicen que aparecemos muertas, no señores, nos están asesinando. En el pasado mes de julio, cada dos días, una mujer ha sido asesinada. Esto ya no es una alerta, declaramos la emergencia feminista. Padres que asesinan a sus hijas e hijos para causar el mayor de los sufrimientos. Pederastia, trata, desapariciones, asesinatos, chantajes, extorsión, amenazas, acoso, agresiones, abusos, manadas, violaciones están a la orden del día.

Cayetana o la amnesia de la marquesa

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoA la nueva –y sin embargo tan antigua– portavoz del PP en el Congreso de los Diputados le faltó afirmar que Pedro Sánchez había pactado con el toro Islero la muerte de Manolete, pero estuvo en un tris. Fue a renglón seguido de la decisión de EH Bildu de abstenerse en Navarra para facilitar la investidura de la socialista María Chivite como presidenta del Gobierno Foral cuando Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos, decimotercera marquesa de Casa Fuerte, reprochó al PSOE en diferido, como diría Cospedal, su afinidad, y por lo tanto su complicidad, con el partido independentista vasco al que acusaba de justificar las masacres del 11-M, Las Ramblas y Bataclán en uno de esos tuits tóxicos que pululan por las redes. «¿Que no es lo mismo? ¿Seguro?», dejaba caer aviesamente abundando en la teoría de la conspiración universal que formuló su padre putativo José María Aznar mucho antes de que se convirtiera en vendedor de cigarrillos electrónicos.

El PSOE i el poder

CARLES MULET

Carles MuletA principis de 2016, Pedro Sánchez va aplegar a un acord de govern amb el partit ultra Ciudadanos, aleshores el venien com a centrista a pesar dels seus continus atacs a les polítiques econòmiques socials, a la pluralitat cultural i lingüística (entre altres). Sense més, Sánchez volia imposar aquell pacte com única opció, i ens obligava a la resta de l’espectre polític a votar-lo sense més, com si els nostres votants no meresqueren que allò que havien votat, aquells programes i propostes, tingueren cap valor.

Abonados a la basura

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoEl problema del alcalde de Alicante Luis Barcala, como el de los demás munícipes que le precedieron, era que las banderas azules no le dejaban ver el bosque de cochambre que había al otro lado de la playa. Para ser exactos, verlo lo vio, pero no antes de subir el sueldo a la corporación recién emanada de las urnas y de que los hosteleros, muchos vecinos y, a remolque de todos ellos, la leal oposición, pusieran el grito en el cielo. Barcala, al igual que sus antecesores en similares situaciones, elaboró un plan de choque coincidiendo casualmente con las elecciones municipales que pormenorizaba toda suerte de medidas tanto educativas como coercitivas y que ha acabado a los pocos meses de su implementación donde suelen finalizar las buenas intenciones: en la basura. Incluso sacó un sofá en buen uso a la Explanada para desde allí, sentado junto al concejal del ramo, hacerse la foto y proclamar el lema que en materia de limpieza se ha convertido en su epitafio: «Alicante es mi casa».

Abramos una cuestación popular para el pobre Blasco

JESÚS ALONSO  

El conseller más infame de cuantos han poblado la administración autonómica valenciana, que ya es decir, Rafael Blasco, hizo uso de su derecho a pronunciar la última palabra en la sesión que cerraba el juicio que lo ha sentado durante tres meses en el banquillo por el desvío de ayudas a la cooperación cuando ostentaba la cartera de Solidaridad en el gobierno de Francisco Camps. Se podía haber ahorrado el monólogo y de rebote habernos evitado a los demás el bochorno, pero el delincuente convicto y confeso, que había salido en semilibertad tras pasar tres años y medio en la prisión de Picassent en febrero por una pieza separada del mismo caso, optó por intentar tocar la fibra sensible del personal.

La maleïda carretera de Cabanes-Orpesa

CARLES MULET

Carles MuletIntentaré fer un resum, perquè açò donaria per un llibre. Crec que sobra dir-vos que sempre m’ha apassionat la política, no? Sempre he pensat que davant les injustícies, les desigualtats, les opcions per intentar canviar les coses i buscar una milloria, la política era un instrument vàlid, i efectiu, no l’únic, però sí un de potent.

¿Y si se fueran a hacer gárgaras?

JESÚS ALONSO  

Ellos sabían lo que los espectadores sospechaban: estaban protagonizando uno de los mayores espectáculos jamás visto en el Congreso de los Diputados. Será por eso por lo que miraban de soslayo a la pantalla cada vez que se les aludía desde la tribuna de oradores. Estaban seguros de que conformaban el elenco del Circo del Sol o, mejor, el de los Horrores, y componían el gesto o lo desencajaban en cuanto la cámara de televisión se detenía un par de segundos en sus escaños. De entre las estrellas –funambulistas, equilibristas, prestidigitadores, etcétera- el que más se metió en el papel de ese voyeur de sí mismo que es Cristiano Ronaldo y, por lo tanto, al que más se le notaba la pose, fue el líder de Podemos Pablo Iglesias. Esa mirada fija y firme, a medio camino entre la indignación del ofendido y el mal de ojo del brujo, sostenida sobre la figura de Pedro Sánchez, solo se relajaba después de que un vistazo al monitor le aconsejara cabecear de izquierda derecha como signo de desaprobación o de cabreo.

Tanto tonto

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoQue las redes sociales están llenas de tontos es una realidad debidamente contrastada. Hay tontos peligrosos como Donald Trump, que cada vez que proclaman su prepotencia e ignorancia en Twitter, prolongación cibernética de su propia estupidez mental, siembran el pánico en todo el orbe. También pululan por ahí los tonto inconscientes que cuelgan lo primero que les viene a la cabeza, si es que la tienen, y después, al advertir la repercusión negativa que su mensaje consigue entre los usuarios, muchos de los cuales también militan en la cofradía de los tontos, sección indignados permanentes, se apresuran a aplicar la goma de borrar en un intento imposible por no dejar rastro. O, lo que es peor, pretenden sostener la tesis formulada en tan pocas líneas con argumentos peregrinos o justificaciones que no hacen sino añadir más leña al fuego. Hay tontos para todos los gustos y de todos los colores que se creen Billy el Niño y tienen el dedo fácil. Son tontos que yerran una y otra vez pero, erre que erre, insisten en caer en el error. Tropiezan en la misma piedra sin cesar y se disculpan como el rey emérito después de matar al elefante: no lo volveré a hacer más, aseguran con el pulgar a punto de percutir de nuevo en el teclado para inmortalizar su tontería.

Seguimos entre lo malo y lo peor

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoMientras en La Rioja, donde no hay tranvía ni metro pero tenemos un vino que resucita a los muertos según proclama la jota, el PSOE se ha quedado provisionalmente compuesto y sin novia en su afán por gobernar la autonomía después de veintitantos años de hegemonía popular gracias al empecinamiento de Podemos por ser el niño en el bautizo, el consorte en la boda y el muerto en el funeral, la derecha pactaba en Murcia un acuerdo de investidura que eleva a la Presidencia de la Región al candidato del PP con el apoyo de Ciudadanos y el consentimiento vigilante de Vox.

Lo asombroso es que aún nos asombremos

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoPrimero fue aquella foto del cadáver de un inmigrante en una solitaria playa andaluza a pocos metros de la sombrilla bajo la que se protegía del sol una plácida pareja de bañistas. Años después vimos, inerte, al pequeño Aylán mientras las breves olas de la costa turca mecían su cuerpo como si se tratara de un peluche abandonado en la arena tras el juego infantil. Recientemente, un hombre salvadoreño y su hija de apenas dos años protagonizaban la tragedia que se registra también al otro lado del Atlántico. La imagen de ambos, ahogados, en la orilla del río Bravo, o río Grande según lo citen los mexicanos o sus vecinos del norte, volvió a conmocionar a la opinión pública, pero menos que la primera y muy por debajo de la segunda. Todas estas fotografías cumplieron su cometido como vacunas de efectos efímeros contra la insensibilidad. Porque mientras esto ocurría, el Mediterráneo seguía devorando a miles de sus hijos llevándoselos hasta el fondo y, por lo tanto, hurtando a la retina de los espectadores el derecho a saber lo que ocurre frente a sus narices y el deber de denunciarlo una vez superado el asombro. Ojos que no ven.

Camps acusa de chapucero a Dios

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoLleva el expresidente de la Generalitat Francisco Camps mucho tiempo dando señales inequívocas de que vive en una dimensión en la que el espacio y el tiempo se curvan hasta unirse en un círculo vicioso en el que la tangente resulta ser el ridículo más asombroso. Cada vez que abre la boca para responder sobre los asuntos que le mantienen desde hace años con un pie en los juzgados y el otro en su particular universo, sube el pan. Al margen de que las noticias que recibe de los tribunales sean buenas malas o regulares, el exjefe del Consell siempre tiene en la punta lengua una palabra, una frase o un latiguillo que además de causar perplejidad anima a sospechar que su reino no es de este mundo. Ni del otro.

Oportunamente

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoCuando un «manifestante», así, entre comillas, afirma que le han arrojado botellas, escrachado, escupido, golpeado, anonadado, amenazado, orinado encima por recipiente interpuesto y sometido a otras vejaciones intolerables en un sistema democrático que garantiza, entre otras, las libertades de expresión y de participación, y la Policía responde en un oportuno documento que bah, que no fue para tanto, que no hubo agresiones físicas, solo insultos y el lanzamiento de una botella de plástico vacía y que además los denunciantes hicieron caso omiso de las recomendaciones preventivas de los abundantes agentes, cuyo despliegue, según los vituperados, fue insuficiente, es que uno de los dos miente.