El plan del Consell tras la gota fría incluye acciones de reposición de infraestructuras turísticas

El ddaños.jpgirector general de Turismo, Herick Campos, ha lanzado un mensaje de tranquilidad tras conocer la situación de algunas infraestructuras turísticas y el estado de algunos campings de la Vega Baja.

LCV. Orihuela / 19 de septiembre de 2019

"La Comunitat Valenciana es un destino muy seguro con una normativa estricta y, aunque los daños han sido cuantiosos, estamos comprobando que muchas de nuestras infraestructuras ya están prácticamente en marcha después de las últimas lluvias", ha explicado.

Campos, que ha recorrido varios municipios de la Vega baja como Crevilllent, Torrevieja y Guardamar del Segura, ha anunciado que dentro de las medidas extraordinarias que está promoviendo el president de la Generalitat, Ximo Puig, están incluidas también las acciones de reposición de las infraestructuras turísticas dañadas. "Todas estas medidas están contenidas en el decreto que va a aprobar mañana el Consell en Orihuela, lo que permitirá la recuperación socioeconómica de la comarca ", ha precisado.

"Lo importante ahora es que nuestros destinos recobren la normalidad, y que sigan con lo que queda de la campaña de verano y continúen mostrando su mejor versión en los meses siguientes".

Por eso, Campos ha destacado la importancia de volver a esa normalidad, recordando la necesidad de las ayudas para que "los establecimientos estén preparados para recibir a nuestros visitantes, tanto los que vienen de mercados cercanos y que disfrutan de estancias cortas, como los extranjeros que pasan aquí temporadas en invierno".

El director ha incidido en que "la gota fría ha causado daños muy importantes en toda la Comunitat, por el norte debido al efecto de las lluvias torrenciales, por el sur por el efecto de arrastre de las aguas hasta las playas y, por supuesto, por el temporal de mar que ha afectado a la totalidad del territorio costero".

Sin embargo, en este sentido, Herick Campos, ha recordado que la declaración del plan de emergencia prevista por el Consell, con una dotación de 1.500 millones, va a ser para toda la Comunitat Valenciana, incluidas además las infraestructuras turísticas dañadas.

Comparte este contenido: