El Consejo Social de la Universidad de Alicante defiende la implantación de Medicina porque hay demanda

La Comisión Académica del Consejo Social de la Universidad de Alicante ha mostrado su respaldo a la implantación de la Facultad de Medicina y ha destacado que existe "demanda social y empleabilidad potencial, además de los recursos humanos y materiales necesarios para impartirla".

LCV. Alicante / 19 de noviembre de 2018

El Consejo ha recordado, además, que no existe un precedente en la Comunidad Valenciana de denegación de implantación de una titulación tras haber conseguido el informe favorable de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, ANECA.

Con motivo de la reunión de la comisión, el Consejo Social ha querido remarcar públicamente el apoyo a la implantación de estos estudios en la Universidad de Alicante. Su presidente, Francisco Martín Irles, ha indicado que el Consejo Social "es el órgano de participación de la sociedad en el gobierno de la Universidad y el enlace entre la institución y la sociedad que lo acoge" y, por tanto, "un elemento fundamental en la planificación estratégica, ya que permite que las necesidades sociales y empresariales se escuchen en los diversos ámbitos de la actividad universitaria como es el caso de la implantación del grado de Medicina en la Universidad de Alicante".

Según ha indicado, "la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad ha logrado, por segundo año consecutivo, el primer lugar en el ranquin que elabora la Fundación Everis entre todas las universidades españolas" lo que evidencia la existencia del capital humano necesario para impartir este plan de estudios, con profesionales de reconocido prestigio y experiencia.

Igualmente, la secretaria del Consejo Social, Aránzazu Calzada, sostiene que la propuesta de la UA, "es esencial para captar y retener el talento, así como una apuesta por mantener las vocaciones científicas", lo cual, en su opinión, "redundará positivamente en la sociedad alicantina, que también se ha mostrado favorable a la iniciativa"

Respecto a la empleabilidad, el Consejo Social indica además que, con la implantación del grado de Medicina en la Universidad de Alicante, "el número de estudiantes de esta carrera en la provincia aumentaría en 90 al año" lo que, sin duda vendría a cubrir un déficit de facultativos que, si no se remedia, en un plazo de 10 años se incrementará considerablemente, ya que se prevé la jubilación del 40% de la plantilla actual.

Por este motivo, la comisión académica concluye que la propuesta de la UA "cumple con todos los requisitos previstos en la Ley 4/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat, de Coordinación del Sistema Universitario Valenciano para la implantación de una nueva carrera: empleabilidad, recursos humanos y materiales y demanda social".

Comparte este contenido: